10/29/2014

- No quiero estar más para él.



Hoy estoy neutral. Es miércoles lluvioso, demasiado, y eso me gusta. Sí, me gusta aunque me haga pensar más en él, aunque me haga tener más hambre. Aunque todo, me gusta. Y agradezco, por un lado, que hoy sea así. Por otro lado, no lo agradezco porque ayer estuve hasta tarde terminando unas fotos para entregar hoy al profesor hinchapelotas de P.A.I, pero no pude. UUna pena.

Sé que si alguno leería mi blog, me preguntaría por qué estoy triste y yo respondería "Por nada nuevo". Ajam, así. La razón por la que estoy triste no es algo nuevo, es algo por lo que ya pasé, pero recaí otra vez. Y no, no es porque repetí y porque este año me estoy perdiendo un montón de cosas lindas que tenía que estar viviendo, no. Porque de ello nunca me recuperé. Esa tristeza sigue estando en mí aunque no parezca. La razón por la que estoy triste pasa por el estúpido de Ian. Sí, Ian otra vez. El chabón por el que me corté, el chabón por el que me emborraché. El chabón por el que soy capaz de perder mi virginidad con cualquiera para poder acostarme con él. Esa es la razón por la que estoy triste. Y no es por otro bebé abortado, no es porque me habla cortante, no es porque me ignora o porque no me habla cómo quiero. Es porque tiene novia. María, a la que Marina, Jimena y yo apodamos "La piraña" por cómo tiene los dientes. Yo siempre dije que esa chica tenía cara y voz de culo, y es verdad. Parece un Carlitos hablando.

La noche que pasó se sintió rara. Necesitaba dormir, así que por un lado agradezco que esté lloviendo (además de que hoy no tuve colegio, no tuve educación física!). Pero no tienen nada que ver el haberme dormido a la una de la mañana. Tiene que ver con el mientras descanso. Mientras dormía, soñé algo que hizo que me levantara con un malestar general y un fuerte dolor de panza. Soñé que yo le preguntaba a Ian por qué ya no me hablaba y él me respondía con muchas fotos de él con María, una de ellas mostraba un tatuaje de ella que él se había hecho en el brazo. Y cuando abrí los ojos y volví a la realidad, me encontré en mi habitación, escuchando el ruido de la lluvia. Granizos comenzaron a caer fuertemente sobre el techo de mi habitación y comencé a tener frío. Caían tan fuerte que me asusté. Nunca me asusto las noches de lluvia, pero esta vez si que me asusté.

Con Marina estuve hablando de esto. Le dije que ya estaba confirmado, que era obvio que están de novio (me agarra una angustia, creo que en cualquier momento me pongo a llorar. Eso no es bueno). Lo estoy stalkeando mucho por twitter, buscando una pista más. Porque yo soy tan masoquista que quiero pruebas más obvias de las que tengo ahora, como una foto en la que se estén besando o un tweet donde se llamen novios o se digan "Te amo". Y ahí sí que no podré resistirme las ganas de llorar. Es demasiado doloroso para mí, y no sé por qué. Me siento tan fracasada por ello. Justamente ayer hablé con Sofi y también tiene problemas amorosos como yo. Y le pude contar lo que Marina me dijo que había visto. Dijo que Ian había pasado con María de la mano y muchas bolsas, que ella tenía anteojos de sol. Es una pelotuda porque estaba todo nublado, no había sol. Según ella, miraba para otro lado. Así que eso hace más obvio que están de novios. ¿Qué clase de amigos van de la mano por la calle? Ninguno. O eso creo yo. Es demasiado obvio que están de novios. Demasiado obvio. Desearía que no fuera así. Haría cualquier cosa con tal de que no sea así. Pero lamentablemente lo es. Y me tengo que adaptar a ello.

El primer tweet fue algo de "Soy de mi novia" seguido de un corazón. Eso me hizo sospechar porque no parecía que estuviera jodiendo. Después puso "Qué linda tarde", pero no me llamó la atención hasta que le dio RT a un tweet de ella, uno que decía "El gordo se sabe todos los diálogos de Tarzán, hoy la vimos jajaja". Y pensé que ellos tal vez pasaron toda la tarde juntos, viendo Tarzán, abrazados y besándose. Yo quiero esas tardes! Y después, él escribió un tweet: "Papá me dijo vamos a Tecnopolis el sábado". No me causó nada hasta que pude descifrar su siguiente mensaje: "Trse a tu novia jajajaja". Estuve media hora para saber qué carajos quería decir con "Trse" hasta que me di cuenta que era un "Trae". Evidentemente están de novios. Y odio hacerme la cabeza, pero al parecer el veintrés de octubre pelearon y por eso él estaba de mal humor. Eso todavía lo dudo.

Bien. Eso es lo que me pone más triste. Porque mientras que él está disfrutando a su novia, seguramente cojiendo con ella, yo estoy acá. Muriendome de celos, con muchas cosas para decirle. Siempre pensé que él podía sentir cosas por mí, pero ahora me doy cuenta que me equivoqué, que fue mi puta mente la que me hizo pensar esas cosas. Releo los screenshot que tomé sobre las cosas que me decía en donde parecía que él me apreciaba o algo así y todavía la idea no se me termina de cerrar. ¿Qué es lo que sentía por mí? Já, y todavía me lo pregunto. Es obvio que no sentía nada por mí. ¿Por qué seguir insistiendo? Tengo que seguir mi vida y dejarlo con la suya. Ojalá sea muy feliz con María, ojalá. O con las chicas que quiera. Pero nunca será conmigo. Porque ya no quiero estar para él cuando me hable. No quiero expresarle mis sentimientos, decirle que lo quiero, que lo aprecio, que él es importante para mí. Decirle que podemos estar bien juntos. Lo único que puedo hacer es ponerme linda, empezar a maquillarme, a arreglarme y sentirme linda. Para que cuando pase al lado de él, se de cuenta lo que perdió (¡Qué estúpido suena eso!).

Hablando de eso de cambiar. Quiero perder peso. No voy a convertir esto en un blog pro-ana, pero bueno. Lo tengo que contar. Estoy tratando de acostumbrarme al mundo ana. Digo, hay chcias que perdieron peso con las dietas de allí. Yo también lo puedo hacer. Hasta ahora, estoy comiendo poco. Con el tiempo supongo que comenzaré a comer otro tipo de comidas y a hacer más ejercicios. Espero poder llegar a mi meta y ser más flaca. Tengo un plazo para eso porque el año que viene viajo a Bariloche y quiero estar buena para ese entonces. Así que no sé. Intentaré cumplir esas metas. Sinceramente, no tengo ganas de estar con alguien más que no sea Ian. ¿Será porque hasta ahora no conozco a nadie más? No es cómo yo lo siento ahora.

En fin. Saqué una foto que me gusta. En realidad, saqué tres fotos que me gustan. Una de ellas se la dediqué a él. Ojala pudiera tener la misma expresión facil, pero no. Estoy arruinada. En fin. Se llama "Ian tiene novia". Espero que al pelotudo de mi profesor le guste.

10/24/2014

- Think about it.



Por alguna extraña razón, hoy en Educación Física pensé en él. Pensé en él de una forma que hasta ahora no había pensado nunca (creo). Inclusive cuando la profesora nos dio un ejercicio de relajación en un bosque y con una persona me lo imaginé a él acompañandome. Es por eso que escribo esta entrada, sin tener una idea clara de lo que va a tratar. Ojalá entienda el propósito de ello cuando termine de escribir. Ojalá.

Y sí. Estoy hablando de Ian. Ese pelotudo que creo que tiene novia, y no sé por qué. Nunca en mi vida había pensado que las personas buenas están con las personas equivocadas, no obstante eso es lo que pienso yo ahora. Creo que a ese chico lo lastimaron mucho y me gustaría sanar ese dolor que tiene adentro. Es que yo puedo ver lo que siente por dentro, lo que no demuestra. Yo siento que no es feliz, pero siempre lo terminan lastimando. Me gustaría no lastimarlo, me gustaría abrazarlo, besarlo. Me gustaría que supiera que conmigo las cosas no serían como con las otras, que podemos funcionar. Que con nosotros las cosas irían mejor.

Una pregunta nueva surgió en mí hace poco. Nunca me lo había propuesto, nunca se me había ocurrido. Creo que esto surgió porque me estuve imaginando mucho con él. Me pregunté si lo que realmente quiero es que ande atrás mío para poder histeriquearlo o quererlo de verdad. No sé si es tan así, no sé. Nunca lo tuve face to face, nunca lo besé ni abracé. Creo que se avergüenza de mí. Igual, no sé. Iba a escribir tantas cosas que ahora me olvidé de todas ellas. (Me corté por él, no me olvido de eso).

Ah, sí. Creo que me acordé. Bueno, mmm... A menudo me imagino muchas cosas con él. Me imagino qué hubiese pasado si no hubiera repetido. Con él. Este año tenía muchas ocasiones para estar con él: la explicación de la obra en cuarto, la exposición de las agencias y hasta la obra en sí. También estaba el último año, el viaje a BRC y la fiesta de egresados del año que viene. Otra razón más para lamentar haber repetido. Y podía haber espiado qué cosas estaría haciendo la estúpida esa de María. Y tampoco me importaría tanto como me importa ahora. Sí, repetir fue un gran error del cual me arrepiento más de lo que mi cuerpo aguanta.

Otro tema que ronda en mi mente es el tema de Melina y su bebé. Creo que no lo conté, creo que no lo hice. Sí, creo que no lo hice. Así que supongo que lo voy a contar ahora.

Esto fue así. Hace apróximadamente tres semanas, un miércoles, fui a depilarme a la casa de mi tía en Longchamps. Ella se sabe todo de todos, eso era sabido. Tenía que ir al cumpleaños, por eso tanta urgencia. En fin. Cuando llegué, me encontré con "La Stefy", una vecina nuestra que tuvo un hijo. Esa vecina era compañera de la hermana de Melina, ex-enamorada de Ian y con quién él tuvo su primera vez. Cuando se fue, nos quedamos hablando con mi tía sobre la juventud de hoy en día y esas cosas. Entonces dijo "Sabes quién aborto?". No sabía, pero después dijo "Viste tu compañera?" y yo asentí. Se me vino a la mente todo, pues ahora entendía todo. O creía entenderlo. Entonces le conté toda la historia de la hermana de Melina, que había abortado y por eso es que hubo quilombo con ella (mi tía creo que es la que causó el problema). Le expliqué toda la situación, hasta le di opiniones, para que me dijera "No, yo estoy hablando con tu compañera". Yo no lo entendía. Pero después lo entendí menos. "Melina? En serio?" pregunté realmente asombrada. "Sí, ella, la que iba con vos. Y parece que el padre es Del Prado". Y sí, no entendí menos.

Sé que nada está asegurado. Si hubiera sido la amiga de Melina, o por lo menos me hubiera hablado con ella, le preguntaría. Pero no puedo. Todo concuerda. Mi tía me dijo eso y se me cayó el mundo por completo. Fue inevitable no pensar en Ian y quedarme boquiabierta mientras se me aparecía su carita. No, más infelicidad para él. En realidad, no sé hasta qué punto. Él me dijo que le tenía más miedo a un bebé que a una enfermedad de transmisión sexual. No piensa bien, lo sé. Pero bueno. Le conté esto a Marina y me dijo que no creía que el bebé fuera de él, pero para mí sí. Melina no está con nadie del colegio del prado desde hace mucho. Los únicos recientes fueron Renzo e Ian, y con Ian cojió a principio de año, justo cuando fue el supuesto aborto. No lo sé.

Cambió su foto de whatsapp. Su foto de ahora me da una ternura. Está él con una nena, creo que es su primita. Supongo. Ojalá. No quiero que esté con María, no quiero que él crea que esté mejor estando de novio con ella porque no lo está! Estaría mejor conmigo porque yo soy capaz de entenderlo.

En fin. Creo que a principio de año voy a empezar una dieta ana. Me siento re mal con mi cuerpo; me las tengo que ingeniar para que mis papis no se enteren. Durante esta semana estuve rechazando comida y me salteo el almuerzo. Eso me pone feliz porque antes no podía hacer eso. Cuando empiece la dieta, me será más fácil si estoy motivada. Supongo. Me tengo que comprar ropa, maquillaje, arreglar el pelo y esas cosas porque quiero empezar a salir más (de hecho, creo que vamos a ir a las fiestas de egresados). Y bueno, además quiero que cuando regrese al prado en una visita e Ian me mire, se asombre y le guste por mi estilo de vestir y de ser. En fin.

La entrada pasada le había dedicado una canción a Leandro que se llama Without you de Lana Del Rey. Esa canción define lo que me pasa con él. Ahora voy a escribir una canción de Marina and the diamonds que define lo que me está pasando con Ian. Es exactamente -o se acerca demasiado- a cómo son las cosas con él.

Starring Role - Marina and the diamonds.

Es difícil abrazarte, también hablarte
y nunca puedo dormir, cuando estás en mi cama
todo lo que me das es un latido.
Me he convertido en una estatua
y eso me hace sentir mal
porque la única vez que te abres a mí es cuando nos desvestimos.
No me amas, maldito gran problema.
Yo nunca te diré cómo me siento.
No me amas, no es gran cosa.
Yo nunca te diré cómo me siento.

Casi se siente como una broma interpretar un personaje
cuando no eres el papel protagónico en el corazón de alguien.
Sabes que prefiero caminar sola que interpretar el papel secundario
si no consigo el papel protagónico.

A veces te ignoro, entonces me siento en control
porque de verdad te adoro y no puedo dejarte solo.
Harta de las fantasías que cubren lo que está mal.
Vamos, nene, solo emborrachémonos. Olvidemos que no funcionamos.

Eres como mi mama, se llevarían bien.
Envio mis cordiales saludos desde el infierno.

Casi se siente como una broma interpretar un persona,
cuando no eres el papel protagónico en el corazón de alguien.
Sabes que prefiero caminar sola que interpretar el papel secundario
si no consigo el papel protagponico.

Nunca me fue bien en el amor, nunca tuve un corazón al que agregar
porque desde antes que empezara, yo sabía cómo iba a terminar.
Sí, yo espero que te abras y te entregues a mí.
Pero no importa, yo nunca te dejaré libre..
Sí, nunca te dejaré libre.

Casi se siente como una broma interpretar un personaje
cuando no eres el papel protagónico en la vida de alguien.
Sabes que prefiero caminar sola que interpretar el papel secundario
si no consigo el papel protagónico.
El papel protagónico.


10/17/2014

- Another year.



Hoy es diecisiete de octubre del dosmil catorce. Sé que no hace falta que lo recuerde. La fecha de hoy es bastante obvia. Y es raro porque lo mismo puse el año pasado. Es increíble cuántas cosas pueden cambiar en un año. Recuerdo exactamente lo que estaba haciendo el diecisiete de octubre de dosmil trece. ¿Qué estaba haciendo? Recordando el diecisiete de octubre del dosmil once. Esa fecha especial, la fecha que aún sigue en mi mente. Una fecha que hasta el día de hoy, a punto de superar todas las cosas que tratan de él, la sigo recordando entre otras fechas especiales que viví junto a él.

Recién me pongo a escribir a las diez y trece minutos porque llegué tarde a mi casa y después me dolió la cabeza, por lo que me pasé toda la tarde durmiendo. Ahora estoy mejor. Creo. Y aunque hoy no pude ni recordar ni pensar mucho, no me olvidé de escribir esta entrada. Se me ocurre que el dolor de cabeza son todas esas cosas en las que estoy pensando últimamente, por las que me mortifico día a día. ¿Estrés? ¿Amor? Tengo tantas cosas que no sé por dónde empezar. No obstante, no estoy escribiendo esta entrada para hablar de mis problemas. Es, en especial, para hablar de mi problema, de alguien que fue por mucho tiempo la persona a la que más amé. Para hablar, recordar, pensar en una persona que me hizo vivir muchas cosas bonitas. Hasta el año pasado, lo que más quería era olvidar a esa persona, pero hoy lo que más quiero es volver a mi estatus de antes. Volver a verlo, volver a amarlo.

Es que hoy, diecisiete de octubre de dosmil catorce, se cumple tres años de Abremate. Sí, ese día en que tuvimos esa excursión con el colegio. Nos fuimos hasta Remedios de Escalada. En esos momentos, a mis trece años, lo que más quería era volver a los tiempos en que vivía en Lanús e iba al Inmaculada Concepción de Lanús. Ahora, a mis dieciséis años, tengo esa misma sensación, pero con esos tiempos del dosmil once. La excursión de Abremate, el acto de fin de año. Quiero volver a esos tiempos.

Recuerdo cómo empezó todo. Recuerdo cómo terminó. Recuerdo cómo lo traté. Recuerdo todo. En mi mente se vienen muchos momentos. Cuando subí al micro, cuando terminé de leer Pretty Little Liars en él, cuando le preguntéa Andrea si esa personita iba a estar. Cuando llegammos, cuando miramos. Y recuerdo el momento que más derritió mi corazón. Cuando le dijo a Clara que se notaba que no quería estar al lado suyo. (Obvio que quería, pero me ponía nerviosa). Y también recuerdo ese momento en que yo estaba distraída, mirando una de los experimentos. Y él vino, se me puso al lado y yo me escapé. Sinceramente, fue un día muy lindo. Y el post-Abremate también fue lindo. Y especial.

Me encanta mirar las fotos que saqué ese día. Me hace recordar aún más todo lo que pasó en esa fecha y por todo lo que pasé con él. Aunque la gente me diga que los recuerdos son malos, que no debo vivir en ellos, lo sigo haciendo y no me importa estar destruida. No me importa estar totalmente destruida, viviendo del pasado, porque siento que eso es lo que me hace sobrevivir. No sé si dentro de unos años siga siendo así, pero por ahora ese es mi presente. El pasado es mi presente.

A lo largo de estos tres años se me presentaron cosas que me dolieron, pero... aunque suene estúpido, masoquista y demás cosas, desearía volver a vivir esas cosas. Será que estar lejos de él me hace querer tenerlo una vez más. No lo sé. Son esas clases de que preguntas que no tienen respuesta, por lo menos por ahora. Creo que lo más difícil, lo más feo de haber repetido es no haberle dado un final digno a esta historia de mierda. Creo que es por eso que me lamento haber repetido, porque lo correcto hubiera sido que yo ahora esté en quinto, teniendo sus miradas que expresan algo totalmente distinto a lo que él expresa con sus acciones. Ahora podría estar recibiendo pequeñas muestras de amor suyas, que se le escapan y llegan a mí. Pero no. Ahora estoy lamentando por no haberle puesto un bonito punto final a nuestra historia y por haberle dado un final brusco.

Cada diecisiete de octubre lo recuerdo y lo extraño. Antes, aunque no estabamos lejos, lo extrañaba igual. Extrañaba cada señal de amor, extrañaba cada palabra, cada mirada que me dedicaba. Lo extrañaba más espiritualmente porque lo único que quería era que él cruzara en un recreo mientras nadie estaba y me abrazara, me confesara que me amaba y me besara fuerte. Me tomara en sus brazos y me hiciera suya en medio de la dirección, quizás. Esas fantasías tontas... Esas fantasías que me hacían delirar. Esas fantasías estúpidas son las que yo esperaba de él, pero que jamás recibí algo parecido. Ahora lo extraño de verdad, porque ahora no puedo ni verlo, ni mirarlo, no puedo hacer nada porque estoy tremendamente lejos.

La semana pasada fui al colegio. Lo vi por unos instantes, escuché su voz, pero no sé si él me vio. Creo que sí. Una vez creo que me vio. Lástima que me fui temprano. Debería haberme quedado un rato más, ser firme y quedarme vagando. O haber sido puntual y haber llegado más temprano de lo que llegué, porque el motivo por el que fui era la obra de mi ex-grado. Me entristeció más no poder estar ahí, con ellos. Era algo de lo que habíamos hablado desde el año pasado y fue raro haberlo hecho en concreto, sin poder estar ahí.

En fin. Creo que me estoy yendo demasiado por las ramas. Estoy acostumbrada a hacer esas cosas, pero tengo en la mente que hoy es para recordarlo a él y a la linda experiencia que me trajo haber viajado a Abremate. Con él. Quiero viajar otra vez. De hecho, estoy tratando de ver si la directora nos puede llevar con el colegio. Quiero volver a ver las cosas que veo en mi mente. Seguramente rompa en llanto cuando vea todo, pero bueno. Necesito volver. Quiero volver al tiempo pasado.

Hasta el día de hoy, a mis dieciséis primaveras, me sigo preguntando si todo fue real o si me lo imaginé yo. En cuarenta y cinco minutos el día de Abremate se termina. Comienza el post-Abremate. Qué hermosos días...

Without you - Lana Del Rey

Todo lo que quiero, lo tengo:
Dinero, notoriedad y rivieras.
Incluso creo haber encontrado a Dios
en los flashes de las cámaras bonitas,
cámaras bonitas, cámaras bonitas.
Yo soy glamourosa, dime. Soy glamourosa?

Hola, Hola?
Puedes escucharme?
Yo puedo ser tu muñeca de porcelana
si me quieres ver caer.
Nene, eres tan adictivo.
Tu amor es mortal.
Dime que la vida es hermosa,
todos ellos piensan que tengo todo.
No soy tan nada sin tí.
Todos los sueños y todas las luces significan
nada sin tí.

El verano es lindo y cálido,
y mi vida es dulce como la vainilla.
Línea dorada y plateada dividen mi corazón
queman en mi cerebro esas imágenes robadas,
imágenes robadas, nene, imágenes robadas.
Puedes imaginar,
Bebe, la vida que podríamos haber vivido?

Hola, Hola?
Puedes escucharme?
Yo puedo ser tu muñeca de porcelana
Si te gusta verme caer.
Nene, eres tan adictivo,
tu amor es mortal.
Dime que la vida es hermosa,
todos ellos piensan que tengo todo.
Pero yo no so nada sin ti.
Todos mis sueños y todas las luces significan
nada sin tí.

Éramos dos niños, tratando de escapar.
Vivir en el lado oscuro del sueño americano.
Bailaríamos toda la noche, tocaríamos nuestra música fuerte,
Cuando crecimos, nada fue lo que parecía.

Hola, Hola?
Puedes escucharme?
Yo puedo ser tu muñeca de porcelana
Si te gusta verme caer.
Nene, eres tan adictivo,
tu amor es mortal.
Dime que la vida es hermosa,
todos ellos piensan que tengo todo.
Pero yo no so nada sin ti.
Todos mis sueños y todas las luces significan
nada sin tí.

Hola, Hola?
Puedes escucharme?
Yo puedo ser tu muñeca de porcelana
Si te gusta verme caer.
Nene, eres tan adictivo,
tu amor es mortal.
Dime que la vida es hermosa,
todos ellos piensan que tengo todo.
Pero yo no so nada sin ti.
Todos mis sueños y todas las luces significan
nada sin tí.

Todos mis sueños y todas las luces significan
nada si no puedo tenerte.

10/03/2014

- Hola



Hola. Me perdí en la nada y me olvidé de escribir en Septiembre. Hoy ya son tres días que empezamos Octubre y nada, me pintó la nostalgia. El treinta quise escribir, pero realmente me colgué y no pude hacerlo, por eso pensé en escribir el primero. Me colgué otra vez, así que nada. Estuve subiendo gifs en tumblr (kisses in the fire) sobre Blue Jeans y National Anthem de Lana Del Rey. Me encantan esas canciones, creo que por eso no le di demasiada bola al blogger, pero de verdad estuve recordando y pensando en escribir, en serio.

Blue Jeans y National Anthem de verdad me llevan a otra imagen del amor, me hacen pensar. Pero no pensar en la persona que estoy pensando ahora (el señor con L), sino en el otro pelotudo que me dejó de hablar, que seguramente esté con otra chica. Ese chabón es tan infeliz como yo, nos complementamos tan bien, pero no. No sé si no lo acepta, no lo ve o de verdad no le interesa. Debería dejar de insistir y seguir mi vida. Estoy tan jodida en el amor que no sé qué hacer. Soy muy caprichosa y eso no ayuda de nada. Sé que a Ian no lo quiero para nada, sé que no es nada importante, pero ya que no puedo tener a Leandro, quiero perseguir la imágen de hombre que siempre me gustó, que siempre tuve en mente. Esa imágen la complementa Ian. Es igual a mí en muchos aceptos; yo puedo ver la realidad que tiene él en su interior, puedo verlo. Puedo cuidarlo, amarlo, darle el cariño  que necesita. ¿Por qué siempre las personas buenas están con personas malas? Melina, María. Todas esas estúpidas que no ven lo que yo veo, que no lo ven como el chico bueno y con alma devastada que veo yo. Yo puedo ver su interior, yo puedo ver quién realmente es. Yo sé cómo cuidarlo, cómo darle cariño. Yo sé, pero él no. O no quiere saber. O lo sabe pero no me quiere. No sé. Debería dejar de pensar en él.

Como hace como casi dos meses que no escribo, tuve tiempo de pensar en un montón de cosas. No hay un solo día en que no piense, sobre todo en esta sensación, en la vida que tuve antes. La vida antes de repetir. Aún tengo esa sensación en la boca de que pude haber hecho algo, pero por tarada, no lo hice. Y también estoy pensando en Bariloche 2015, creo que es por eso que estoy pensando en la repetición de grado que sufrí (bue...). Sí, supongo que es por eso. Creo que pensar en eso me hace "deprimirme" más y más cada día. La pasó bien con mis compañeros, me mato de risa, pero no puedo evitar pensar en el prado y en las cosas que viví. A parte, Ian me hace lamentarme más sinceramente. Cómo desearía estar a estas alturas en el año pasado. No hay cosa que deseo más que tener una máquina del tiempo y poder cambiar las cosas. Sé que conocí a gente que me cambió la vida, con la que me llevó muy bien y que me hizo aprender cosas que nunca había aprendido. Sé que conocí a gente muy valiosa, con verdaderos valores, que se preocupa por mí y hasta me llega a querer. Pero soy tan egoísta que solo pienso e imagino como sería estar en quinto ahora, en el prado, con la atención de Leandro. Con la atención de Ian también. Con la atención de la mayoría. El año que viene estaría terminando...

Me cuesta estar orgullosa de mí misma desde que repetí. No sé cómo continuar. Obviamente, no pienso en el suicidio, pero sí me lamento mucho. Lloro muchas veces y cuando no estoy llorando, guardo el dolor adentro, lo que tarde o temprano me hace querer llorar más que antes. Sé que eso me hace mal, sé que esa es la razón por la que tengo ansiedad. Estoy enferma mentalmente, eso lo sé. Necesito expresarme, tengo mucho dolor dentro, pero a estas alturas no puedo pedir nada. No quiero inventarme problemas, no quiero tampoco estar peor. Antes estaba más leve, pero podía convivir con esa especie de enfermedad, dolor, cómo quiera llamarlo. Podía convivir porque lo veía a él, porque verlo de alguna forma me hacía lidiar con este dolor. Lo qué puede hacer el amor es impresionante... Me sorprende realmente. Antes, mi única preocupación era olvidarlo. Pero ahora lo extraño de una forma que antes no extrañaba. Es peor esta forma. Por eso pienso en mí, pienso en estas cosas que pasaron los últimos años. Desearía estar en dosmil doce. En tercero, con catorce años. Desearía, de verdad lo desearía. No hay nada que deseo más. Sí, digo eso muchas veces, pero de verdad no me alcanza las palabras para expresar lo que estoy sintiendo en estos momentos. Tengo ganas de cambiar, pero repitiendo recuerdos del pasado sigo siendo la misma. Necesito viajar, necesito relajación, eso es lo que necesito.

Por otro lado, estuve pensando mucho en Leandro. Creo que ya lo dije antes, pero es hora de explicarlo. Supongo. Ojalá esto sirva en el futuro. No aguanto más para crecer, la verdad. En fin. Lo que siento por Leandro actualmente es... confusión. Lo extraño, no sé si lo sigo amando, pero como dice LOVG. "El amor verdadero es solo el primero". Y bueno, él fue el primero en mi mente, en mi corazón. A él lo amé como nunca voy a amar a nadie. Lo quise como nunca quise a nadie. Así es él, tan importante para mí. Me muero por verlo una vez más. No sé si hablarle, me da vergüenza dado el problema que tuvo con mi papá y esas cosas, pero sí verlo. Que él me vea. Sería, de alguna forma, genial. Sería muy genial...

Algunas veces pienso que lo que me hace querer volver al pasado es él. Es volver a vivir tiempos con él y poder cambiarlos. Es horrible esta sensación porque esos tiempos jamás volveran. No hay nada que pueda hacer para volver a vivirlos. Horrible. De verdad. Tengo el corazón partido, La mente la estoy partiendo de a poquito, pensando y matando mi cabeza con recuerdos. No tengo dónde ahogar mis penas, sino en el llanto. Él es la razón de todo. Quiero volver a Abremate solo para ver los momentos que anhelé, los momentos que amé. Todo es tan distinto ahora... Parece tan lejano...

Me arruiné. Y me sigo arruinando de una forma especial. Recordándolo, amándolo, llorándolo. ¿Qué puedo hacer? Eso es lo que se pregunta Lana Del Rey en Black Beauty, la canción que estoy escuchando ahora, del CD Ultraviolence. Eso es lo que yo me pregunto en estos momentos. Tengo la esperanza, por más delirante que sea, que algún día alguien va a crear una bendita máquina del tiempo y yo me abordaré a ella para empezar un viaje desde dosmil once hasta cuarto año. Y yo podré revertir muchas cosas, inclusive el haber repetido. Me estoy perdiendo de tantas cosas, y esa es la única forma que encuentro. Pero lo creo más imposible que... no sé. Lo único que sé es que todo ahora es difícil y siento que jamás voy a poder superarlo. Me hundo más y más, eso no está bien. Soy consciente de ello, lo soy. Pero bueno, me lo sigo recordando, lo sigo viendo y lo sigo haciendo.

Así que acá estoy. Mariana. Con dieciséis años, en una noche de octubre, escribiendo esta entrada mientras escucho Lana Del Rey por Youtube y tengo una mirada nostalgica, pensando en lo que pasó en los últimos tres años. Este mes el blog cumple tres años y recién lo recordé. Hace poco me puse a leer viejas entradas, lo que me hizo recordar más y más. Así que bueno, acá estoy. Recordándolo. Sufriendo también por Ian, porque no ve lo que necesita, no ve que puede encontrar un consuelo, una solución y alguien que puede entenderlo a mi lado. Es una pena.

- ¿Por qué las personas buenas estan con personas equivocadas?
+ Porque aceptamos el amor que creemos merecer.
- ¿Podemos hacerles saber que merecen más?
+ Podemos intentarlo...

Yo no lo voy a inventar.